martes, 2 de julio de 2019

NIAFFS'20: HOLLOW POINT (2019)


Para comenzar con las críticas del NIAFFS’20, qué mejor que con una de las premiadas del recién terminado festival. Hollow Point es una estupenda película de acción, pero con un toque muy diferente. Si ves el cartel, con Luke Goss a la cabeza, puede parecer una típica producción de serie B a la que el actor nos tiene acostumbrados, pero nada más lejos de la realidad. El realizador Daniel Zirilli (30 minutos para morir) nos presenta la que es su mejor película, una historia dramática con buenos momentos de acción con Dilan Jay como estrella principal y productor. Venganza, vigilantes, tiroteos y artes marciales que se llevó en el NIAFFS’19 los premios a Mejor Director, Mejor Especialista de Cine Masculino y Mejor Banda Sonora, todos ellos más que merecidos, rodada en Los Ángeles y con guion del propio Zirilli junto a Chad y Evan Law.

El asesinato de la mujer e hija de Nolan Cooray harán que el destrozado hombre entre en un torbellino de venganza cuando se una a unos vigilantes en su cruzada contra los delincuentes que azotan la ciudad. El componente dramático permite al actor y músico nacido en Sri Lanka, Dilan Jay, ofrecernos una estupenda interpretación, dejando a Goss, al mítico Michael Paré (Calles de Fuego) y a Juju Chan (Savage Dog) las secuencias de acción, firmadas por Arnold Chon (Underdog Kids) y que permiten a Goss y Chan lucirse cuerpo a cuerpo, además de al resto en las secuencias de tiroteos. Uno de los factores que elevan la calidad de la película es ese punto dramático que tiene el personaje de Jay, bien definido y que intenta (y logra) definir a un personaje para entender su motivación y el camino de venganza que coge, algo que no solemos ver en películas de corte similar. Esto se ha debido a la forma en la que se involucró Jay como productor, algo que además ha ayudado a que un director como Zirilli mejore cualitativamente, alejándose de sus anteriores películas, habitualmente rodadas en Tailandia. Por otro lado, dejar a Jay la parte dramática hace que se complemente con los personajes de Goss, Paré y Chan, los vigilantes y justicieros que limpian la ciudad. Goss despliega su carisma muy por encima de sus anteriores films, con buenos momentos de acción marcial como la pelea en la cárcel, o los momentos de lucimiento de Juju Chan, una actriz con una meteórica carrera en ascenso y que aquí deja patente su buena técnica marcial.


Las historias de vigilantes no son nuevas, pero los factores mencionados consiguen hacer que destaque por encima de otros títulos similares, siendo una modesta producción que funciona perfectamente. Siempre digo que el cine de acción y marcial necesita como mínimo que ese tipo de escenas sean buenas, y si la historia además es buena, mejor para nosotros, y es el caso. Es el momento de mi típico resumen final. Hollow Point ofrece una historia consistente, enmarcada en el cine de acción, pero bien rodada, con una buena fotografía y banda sonora, con tiroteos y unas buenas coreografías de acción, con momentos para que se luzcan todos sus actores, destacando Jay y Goss, que además tienen una buena química en pantalla. Por suerte, podremos verla este mismo año en España gracias a las ventas internacionales, siendo una estupenda carta de presentación internacional de Dilan Jay y al que auguro una buena carrera cinematográfica, sobre todo por ser él mismo el que la define, con nuevos proyectos a la vista, de los que hablaremos más adelante, pero que él mismo me ha confirmado durante su estancia en el Noidentity International Action Film Festival Spain. Por último, también quiero destacar este pequeño cambio de rumbo en la carrera de Luke Goss, a pesar de los nexos de unión de este film con su carrera en la serie B, pero añadiendo una buena historia más allá de la acción por la acción, sin cuidar el resto de elementos que conforman sus films y esto es algo más que elogiable, con un aire independiente y alejado de las majors, algo que necesita el cine de este género para revitalizarse urgentemente.

NOTA: 7

No hay comentarios: