sábado, 25 de diciembre de 2021

CRÍTICA - DRAGON BLADE (2015)

A veces vemos películas en su año de estreno que pueden resultar algo borrosas con el tiempo. A mí me ha pasado con Dragon Blade, de Jackie Chan. De esas pelis que sé que he visto pero no me ha llegado a calar como otras del Torbellino de Hong Kong. Y eso que tiene elementos como las participaciones de Adrien Brody y John Cusack, que finalmente resultan lo más importante del recuerdo de haberla visto. Sé que no le ha ocurrido a todo el mundo con esta película, ya que cada uno de nosotros tenemos un puñado de títulos que hemos visto pero sin guardar recuerdos concretos de ella. Por eso, aprovechando la emisión en televisión, me ha apetecido parar de escribir un poco para volver a verla, pero claro, la deformación profesional me ha llevado a fijarme más en ella y redescubrirla, y ver que se corresponde a una fórmula que define parte de la carrera de Jackie en este siglo XXI, aunando diferentes elementos que han mantenido durante años a Jackie en el ojo del huracán del cine marcial, aunque haya multiplicado los títulos que podríamos definir como más ligeros, más acomodados a un Jackie relajado sin la presión de tener que superarse a sí mismo. Así que, mientras la veo, no puedo evitar volver al teclado para hablar un poco de ella.

sábado, 18 de diciembre de 2021

OPINIÓN - IGNORANDO EL CINE MARCIAL

Es curioso que, a pesar de llevar ya unos cuantos años escribiendo sobre cine marcial, siga siendo un género denostado, ignorado y vilipendiado por la crítica generalista. ¿A qué se debe este motivo? Personalmente, aunque esté claro que lo que aparece en este blog es mi opinión personal, creo que se debe al escaso entendimiento del significado del cine marcial, un significado real de la importancia de este género. En mis años escribiendo sobre el tema, siempre he intentado, e intento, colocar este tipo de cine donde se merece, al mismo nivel que otros géneros como la comedia, el terror, el drama o la acción más general. No es el género más perfecto, pero la ignorancia de la crítica más generalista y a veces prepotente, la considera un género menor, de esos de no tener en cuenta por ser una, en teoría, sucesión de secuencias de lucha, de violencia, sin nada más. Pero no es cierto, es un género que merece ser considerado a la altura del resto. Y siempre ha sido parte de mi objetivo cuando escribo sobre ello.

jueves, 9 de diciembre de 2021

CRÍTICA - CASTLE FALLS (2021)

El tándem Scott Adkins y Dolph Lundgren ya nos ha dado buenas películas en el pasado. Si vemos las carreras de los últimos años de ambos actores, podemos ver a un Adkins acomodado en la serie B, con algunos títulos de gran calidad marcial alternados con otros menores, que encajan en sus intentos de ofrecer cierto nivel dramático también. Claro está que no están exentos de momentos de acción, ya sea balística o marcial, pero con un menor impacto en el espectador. Por su parte Lundgren pasa de apariciones en superproducciones a la serie B de forma más relajada, por lo que estaba claro que en algún momento sus carreras volviesen a converger. Y en esta ocasión tiene además al sueco como director, además de co-protagonista. El resultado es más que satisfactorio, aunque he parado de verla cuando me queda alrededor de media hora para terminarla. Más allá de una simple producción de serie B de acción, es un trabajo más concienzudo de lo esperado, con numerosos detalles que logran darle cierto empaque, cierto trasfondo a todo enriqueciendo su visionado. Buen cine de acción con regusto noventero, aunque seguramente mucha gente se queje de no ver de nuevo a Boyka, en vez de saber disfrutar de trabajos diferentes al personaje que le dio la fama a Adkins. A veces lo mejor es relajarse y disfrutar sin comparaciones del buen cine de acción, y Castle Falls lo es.

sábado, 4 de diciembre de 2021

CRÍTICA - STREET FIGHTER, LA LEYENDA (2009)

 Tras la mala adaptación, pero de culto, de Van Damme en 1994, sólo las adaptaciones animadas del famoso videojuego Street Fighter II, han gozado de calidad. Pero en 2009 aparecía un intento de reboot de la franquicia al estilo superheroico de Marvel y DC, con la presentación de uno de los personajes, Chun-Li, de cara a la creación de una franquicia longeva con spin-offs y demás elementos que la convertirían en una saga. Pero todo esto acabó con esta primera película, un despropósito con ciertos elementos de calidad pero que estaba condenada al fracaso por la elección de casting, sobre todo. Y como hacía mucho que no la veía, aprovechando su emisión en televisión, me ha dado por verla y de paso escribir mis impresiones ahora, años después de su estreno. Y es que admito que, al margen de alguna secuencia aislada, no consigo que permanezca en mi memoria, así que, qué mejor que verla e ir escribiendo sobre lo que ofrece esta película, esperando llegar a una conclusión, de si fue merecido su fracaso o si, como primera instancia de la saga, podría habernos llevado hacia algo mejor…