miércoles, 25 de abril de 2018

BOUNCER (2017)

En Ronin Cine Asiático siempre hemos intentado promocionar el cine de artes marciales de cualquier nacionalidad, y esto incluye a España, donde, a pesar de lo que pueda parecer, hay buenas muestras de este género, tanto en largometrajes como en cortometrajes, y hoy traigo al blog lo segundo, un cortometraje de Carlos Robles, actor que lleva años intentando que su proyecto, Solo, la película, sea algo más que un espectacular tráiler, algo que debería hacerse realidad. Pero mientras tanto, Carlos alterna su trabajo como actor (puedes verle en series como Águila Roja, Mar de plástico o El Accidente) con el de director y el pasado año presentó Bouncer, protagonizado, escrito y dirigido por él mismo, todo un homenaje al cine ochentero con una sencilla premisa pero que deja claro que en nuestro país hay talento para rodar acción y artes marciales y que debería tener continuidad, con otras historias, continuando este corto o con Solo.

martes, 24 de abril de 2018

NIAFFS'18: BACKSEAT FIGHTER (2016)

Después de tres semanas viajando a Japón y China, esta semana nos quedamos en casa, en España, con la película Backseat Fighter, toda una rareza que ha pasado mucho más que desapercibida. La unión de talentos españoles, venezolanos y mexicanos para una película policíaca con sus dosis de drama y, aunque parezca mentira, artes marciales. Ya sabemos que el cine marcial en España es difícil de encontrar y mucho más de producir por el escaso interés de los que tienen el dinero. Pero hay formas de conseguirlo y en esta ocasión no sólo se ha podido rodar, si no que se ha emitido en televisión. Cuando vi el título y leí el argumento, no dudé en grabarla, y la sorpresa fue cuando descubrí que era española. No las tenía todas conmigo ya que sabemos que ciertos géneros suelen ser maltratados en nuestro país, pero si aparece en el blog, por algo será, ¿no?

jueves, 19 de abril de 2018

NIAFFS'18: LEAGUE OF GODS (2016)


Esta semana viajamos a China para hablar de una película repleta de fantasía y Kung Fu que debería haber tenido secuelas pero por desgracia no se ha sabido más de ellas. Basada en una novela del siglo XVI, durante la Dinastía Ming y atribuida a Xu Zhonglin, narra la caída de la Dinastía Shang y de su gobernante y está llena de taoístas inmortales, demonios, espíritus y héroes, un proyecto muy ambicioso conocido como La Investidura de los Dioses que contó con un reparto lleno de caras conocidas y de otras menos conocidas. La fantasía mitológica china puede ser complicada de entender para poder disfrutarla del todo, como ha pasado en otras películas similares. Pero en esta ocasión han sabido construir una película espectacular y disfrutable al cien por cine para cualquier aficionado a la fantasía. Dicho esto, empezamos con la crítica a una película que inexplicablemente había quedado medio olvidada por mí.


jueves, 12 de abril de 2018

NIAFFS'18: MUMON: THE LAND OF STEALH (2017)


La semana pasada le tocó el turno a Japón y Mukoku, y esta, volvemos a Japón para conocer al ninja Mumon. El cine de época, los jidai-geki, es habitual en la cinematografía nipona, y las conocidas como ninja eiga o shinobi eiga, es decir, el cine de ninjas también, un subgénero que nos ha traído muchas alegrías a los amantes de Japón y de las artes marciales. El halo de misterio con el que suelen aparecer provocó en los ochenta la ola de cintas protagonizadas por estos asesinos de mano de la mítica productora Cannon. Pero esta imagen occidentalizada no es la misma que ofrece el cine japonés, y una buena muestra de ello es este film que recomiendo encarecidamente a los seguidores de los ninjas, y eso que la imagen que da de ellos tampoco es la real, o al menos al cien por cien. Los shinobi son personajes que todos los años, prácticamente, aparecen en alguna película, pero no todas tienen la factura de esta que nos ocupa hoy.

martes, 3 de abril de 2018

NIAFFS'18: MUKOKU (2017)

En 2007 aparecía Kuro Obi, es decir, Cinturón Negro, una excelente película sobre el Karate, y diez años después se estrena Mukoku, pero sobre el Kendo. Un drama basado en la novela de Shû Fujisawa, que profundiza en el significado del Kendo, en la lucha interna contra nuestros demonios, todo ello acompañado de auténtico Kendo, con estupendas coreografías y unos personajes sólidos. Un producto japonés que se aleja de la actual y creciente moda de los live-actions de mangas y animes, algo que siempre ha existido en la cinematografía nipona pero que se ha acentuado en los últimos años hasta copar la producción actual. Se agradece ver una película como ésta, navegando entre medias del cine de autor y del cine marcial, sin histrionismos ni comedia metida con calzador. El director de Freesia (2006) o My Man (2014) nos sumerge en una historia muy humana con connotaciones filosóficas.